29 Mayo 2008

Educación o elucracion

Reflexión de Héctor Arroyo Llanos de la Fundación Defendamos la Ciudad desde Montreal 28 de mayo de 2008.

Reflexión de Héctor Arroyo Llanos de la Fundación Defendamos la Ciudad desde Montreal 28 de mayo de 2008. El ministro Pérez y la ministra Jiménez afirman por todos los medio en los medios que la nueva ley sobre educación les complace mucho, sin embargo los estudiantes, a quienes culijuntamente los medios llaman pingüinos (¿?), han recibido estos días palos, manguerazos, gases lacrimógenos y prisión por disentir de tan altas autoridades. Puesto que en estos quinquenios y sexenios neoliberales hay que pedir por abajo, recojo las palabras de una periodista con cojones (Claudia Rivas A., elmostrador.cl, 26.05.2008) que se atreve a enhebrar el hilo hasta llegar a la madeja del asunto: “Cuando la Presidenta creó el Consejo Asesor para la Calidad de la Educación, muchos sectores se hicieron a la idea de que de allí saldrían propuestas que permitirían un cambio radical a la educación. Pero no fue así. La autoridad tuvo que sentarse a negociar (vulgo bajarse los pantis) con la Alianza. La derecha se oponía, y lo sigue haciendo, a la eliminación del lucro y a terminar con la selección de los alumnos. Porque ambos elementos contribuyen a mejorar la calidad de la educación, aseguran. En la Concertación, en cambio, dudan abiertamente de la argumentación y sostienen que la derecha maneja la educación “con el mismo criterio mercantilista que cualquier otro negocio”. “Los equipos negociadores de la derecha que están detrás del polémico acuerdo son, además del CEP, el Instituto Libertad y Desarrollo y la Fundación Jaime Guzmán, ambos vinculados a la UDI; y el Instituto Libertad ligado a Renovación Nacional. Estos son, por tanto, los autores intelectuales de la Ley General de Educación, que en lo esencial no se aleja de la LOCE, producto de la política neoliberal implementada durante el régimen militar que también llegó a la educación”. Ud. podrá preguntarse ¿Por qué recórcholis la Concertorsión aguanta? Bueno, aguanta porque también está metida en el negocio del lucro y no es necesario haber tenido una revelación mística para saber que la porción diestra (derecha minoritaria) de la centrizquierderecha unida se lleva la parte más grande del queque pues controla el mango y la porción siniestra (izquierda mayoritaria) se regala con las migajas o sueña con las pegas futuras. Con otras palabras, la minoría fácticocrata maneja a su antojo a la mayoría fácticocrata, pues en esta última pululan paladines siniestros que están entretejidos con los diestros, tanto en educación, construcción, contaminación, sanación y transportación. Lo que sucede es que las diferencias se han esfumado, cediendo el paso al suave, sensual y penetrante aroma del billete, absorbido con fruición por diestros y siniestros sin distinción. Esta vez proveniente de California, una noticia da a conocer las opiniones del economista Sebastián Edwards, asesor económico de Arnold Schwarzenegger, quien desde esa posición privilegiada, explica las razones del éxito (Revista Qué Pasa, mayo 2008) “California, al igual que el resto de los Estados Unidos, es una economía sumamente abierta al resto del mundo y muy expuesta a la competencia internacional. Eso ha obligado a sus empresas a ser extremadamente competitivas. Aquí se desarrollan las tecnologías de punta en materia computacional y de tecnologías de la información, la nueva industria del entretenimiento, nuevos emprendimientos en el sector médico y de salud y nuevas tecnologías agrícolas. El hecho de estar en la costa del Pacífico también ha sido importante. Tenemos dos de los puertos más grandes del país -Los Ángeles-San Pedro y Long Beach- y una gran influencia de Asia”. ”Además de los aspectos anteriores, la diversidad de la población es un factor sumamente positivo. Hay grandes poblaciones de vietnamitas, persas, coreanos, chinos, mexicanos, japoneses, indios, salvadoreños y guatemaltecos, entre otros. Esta diversidad ha ayudado a desarrollar una sociedad vibrante, creativa y tolerante. El tema no deja de ser interesante, ya que la historia demuestra que ni las sociedades demasiado homogéneas, ni aquellas demasiado fraccionadas logran tener éxito y prosperar. Hay algo así como un "grado óptimo de diversidad" y California parece estar cerca de él. Esta población diversa también permite crear redes internacionales, las que ayudan en la formulación de nuevos negocios y de nuevas inversiones”. ”California tiene algunas de las mejores universidades del mundo. Stanford, en el norte del estado, es una de las más prestigiosas y completas entre las universidades privadas; de hecho en los últimos rankings está por encima de las universidades tradicionales de la Costa Este. Además, los nueve campus de la Universidad de California incluyen, sin ningún lugar a dudas, a las mejores universidades públicas del mundo. Destacan UCLA y Berkeley -con una cantidad enorme de premios Nobel-, pero no son las únicas. El campus de Davis es uno de los más avanzados en asuntos agropecuarios. El de Santa Barbara es una potencia en temas científicos. En el de San Diego se han llevado a cabo algunas de las investigaciones en temas marinos más impresionantes del mundo. Y no hay que olvidar el Instituto Tecnológico de California (Caltech), en Pasadena, cuna de algunos de los principales desarrollos en física nuclear, nanotecnología y biotecnología. Pero eso no es todo. Las universidades menos famosas también son muy buenas, incluyendo los llamados Community Colleges de dos años, los que junto con preparar a personal técnico les permite a los estudiantes que así lo deseen transferirse a universidades tradicionales”. A la luz de todo lo anterior y sin importar la brecha que separa a nuestro país de California, cabe sin embargo preguntarse quiénes no tienen clara la película “Construyendo el Siglo XXI”.



Inicia sesión para enviar comentarios