22 Mayo 2008

Desaparición y Reaparición de Lagos

Por Héctor Arroyo, de la Fundación Defendamos la Ciudad. 22 de mayo de 2008.

Por Héctor Arroyo, de la Fundación Defendamos la Ciudad. 22 de mayo de 2008. En los últimos tiempos en Chile, han desaparecido sin dejar rastros un par de lagos y científicos y autoridades están muy preocupados por el fenómeno. Sin embargo, una peregrina teoría en circulación, no verificada, nos lleva a encender una luz de alerta. Dicha teoría sostiene que el agua de los lagos desaparecidos se habría infiltrados en las profundidades del magma terrestre, comenzado a hervir y, sometida a presión, escaparía por los agujeros volcánicos, amenazando con cubrir a ciertas regiones y quizás a todo el país con una espesa capa de cenizas y lava, dañando irreparablemente al medioambiente y exterminando a sus ciudadanos. Inquietante, por decir lo menos. Sin embargo, hay por ahí unos fervorosos creyentes que se han dado a la inaudita e igualmente peligrosa tarea de resucitar a otro lagos, esta vez desembarazado de cualquier antifaz o taparrabos que pudiera inducir a los crédulos y amnecios a creerle los cuentos que nos contó en su oportunidad pues, según noticias no desmentidas, sería el benjamín de los poderes fácticos y cito: “Los empresarios ya tendrían su favorito y no es Sebastián”. “… un elemento que pocos se atreven a exponer abiertamente es el temor que existe en la UDI de que el gran empresariado opte por apostar todas sus fichas a un número seguro en el resguardo de sus intereses: Ricardo Lagos Escobar. No se olvidan que los empresarios “aman a Lagos” y que no pocos ensalzan su gestión”. “Si (Ricardo) Lagos es el candidato de la Concertación, los empresarios le van a poner todas las lucas del mundo” (Claudia Rivas, El Mostrador, 6 de Mayo de 2008). Como se puede apreciar por la teoría y los trajines de los agárratealpodercondientesyuñas, los y el lagos que reaparecerían en el paisaje no contienen ni una sola gota de los atributos que poseían anteriormente. Por una de esas vueltas de carnero propias del fin de la Historia, la extinción de las ideologías, el postmodernismo y el neoliberalismo, a las huestes de los ardientes portavoces del hacha indoamericana de la antigüedad no tan antigua y de los devotos de la cruz del sur se sumarían alborozados los tradicionales y neoarribados tenedores del billete y es posible que nuevamente Chile sorprenda al mundo con un consenso espectacular y apoteósico que consagre para siempre, o casi, el célebre grito de guerra de los neoliberales: “la centrizquierderecha unida jamás será vencida”, transparentando de una vez por todas el contubernio espurio que se arrastra en las sombras desde el Ancien Régime y que ahora, para evitar gastos y pérdida de tiempo a los chilenos, llevaría al sillón del Libertador, al candidato de consenso, sin necesidad de elecciones, pues qué cosa más transdemocrática que un acuerdo de corazón entre socioslistos, democristícolas, pepedes, pUDIentos y renées, hermanados por el evangelio de San Milton Chicagón. ¡Ojo con lagos reaparecidos, pues corremos el riesgo de mojarnos nuevamente el trasero en aguas poco transparentes, superficiales y tóxicas, quedar enterrados bajo cenizas y lava y despertar años más tarde en medio de un cuarto u octavoambiente! Héctor Arroyo Llanos Montreal. 22.05.2008 Fundación Defendamos la Ciudad www.defendamoslaciudad.cl



Inicia sesión para enviar comentarios