31 Agosto 2011

Cierre de Los Cerrillos

Al final, las cosas caen por su propio peso... El verdadero negocio del Portal Bicentenario de Cerrillos, son las cientos de hectáreas de beneficio y alto rendimiento inmobiliario que han sido liberadas de restricción aérea. El propio Portal es "peccata minuta", un canapé para calentar la boca de los desarrollistas inmobilarios. Una vez más, las políticas de Estado en materias de transporte aéreo, energía, urbanismo, de medioambiente, de clima, etc. , sí es que las hay, son pasadas a llevar en beneficio de los negocios de los partidos inmobiliarios. Tarde o temprano, el urbanismo será un simple juego parecido al monopoly o metrópolis: gana quien tiene más propiedades y fichas por jugar. Gana uno y pierden todos los demás, los ciudadanos. ¿Y el Ministerio? El Ministerio será la ventanilla de pago para cambiar las fichas por dinero constante y sonante. A prepararse señores, hagan juego por favor...que nos espera un otoño caliente.



Inicia sesión para enviar comentarios